De Bélen a Zolder, los pedalazos de Santiago Santa lo han llevado a recorrer los mejores escenarios del mundo. En las pistas, la destreza sobre su GW se lleva las miradas y fuera de ellas, son sus ocurrencias las que se roban las carcajadas, de ahí una de las razones por las que se le conoce como ‘El Payaso’.

En su habitación, brillan más de un centenar de títulos, entre ellos varios W, no obstante, al preguntarle cuál su mayor logro, no tarda en responder que es su familia, en especial sus padres: Nicolás Santa y Osmany Moreno ‘La Negra’.

“Ellos tiene que ver en todo. Son los que apoyan mis sueños. Un día les dije ‘yo quiero ser campeón mundial’ y de una me empezaron a ayudar con eso… desde que yo era un niño entendieron que este es un deporte que involucra mucho a la familia y siempre han estado ahí. Sin ellos yo no sería lo que soy ahora tanto como deportista, como persona”, contó Santiago.

Desde su arribo al club Nuevo Milenio, Santiago mostró muchas destrezas en el deporte, algo que se ha reflejado en los resultados obtenidos hasta la fecha. Con cada medalla que se anexa a su palmarés, sus redes sociales, entrevistas y popularidad van en aumento.

W Elite 29 721x1080, Fundación W Élite

Sin embargo, Santa siempre ha tenido claro que debe permanecer con los pies sobre la tierra y si quizá se le olvida, aparece ‘La Negra’ como la ley de gravedad.

“A veces salgo de afán para una manga y se me cruza alguien para una foto. Por el afán yo le digo que después de la manga, pero si por ahí está mi mamá ahí mismo me dice ‘¡Ah ah! Primero la foto’ (risas). Tanto ella como mi papá, me dicen que los niños son lo primero y es verdad, ellos son los que le gritan a uno y lo motivan (…) ellos siempre me han recalcado que sin humildad no se puede ser buena persona”, agregó ‘El Payaso’.

WhatsApp Image 2020 08 31 At 4.29.33 PM, Fundación W Élite

Así como doña Osmany se encarga de recordarle a Santiago la importancia de mantener un comportamiento acorde a los principios que se le infunden desde el hogar y el equipo W Élite, en ocasiones, caminar con ella también puede ser una odisea, porque así como el bicicrosista goza de un reconocimiento, ‘La Negra’ también es una de las madres más popular de nuestro deporte.

Además de acompañar a Santa en cada competencia, Osmany es la encargada de coordinar el transporte y hospedaje de la delegación de Antioquia a las diferentes válidas del Campeonato Nacional de BMX y de paso, es una de las líderes de las distintas actividades que realiza el club Nuevo Milenio, al cual pertenece su hijo.

“A mi mamá le gusta estar en todo, le gusta ayudar a la gente. A ella la buscan mucho… cuando uno va a la pista con ella, para en la puerta, para en la cafetería, para aquí y allá (risas). Si uno quiere llegar a la tribuna, se demora un buen rato para poder llegar”, concluyó Santiago.