En su paso por las diferentes etapas de la categoría challenger, fue una de las corredoras más destacadas en todo el país. Múltiples logros nacionales y un título mundial, por mencionar solo algunos, le abrieron paso en la Selección Valle, con la cual asistió a los Juegos Nacionales Bolívar 2019.

En Bogotá, se paró en el partidor de la SX Salitre Mágico junto a Mariana Pajón, Gabriela Bole, María Camila Restrepo, Andrea Escobar y las mejores élites de Colombia, sin embargo, el temor de saltar la pro, no le permitió que los espectadores vieran en la nueva pista profesional, a esa Valentina que se lleva los aplausos con su técnica y potencia.

WhatsApp Image 2020 09 01 At 4.35.59 PM 1 810x1080, Fundación W Élite

En el único nacional del 2019, la capital volvió a ser sede y aunque la presión era menor, la valluna repitió lo visto en Juegos. Las lamentaciones y lágrimas se presentaron y hasta la frustración asomó. Ante situaciones así, quedan dos opciones: Se naufraga en llanto y se hunden los sueños o se saca el pañuelo, se sobrepone al lamento y se le pone el pecho a la situación… por fortuna, Valentina optó por lo segundo.

“Todos saben que mis primeras carreras en la categoría júnior no fueron las mejores, pero estando en Bogotá pude ir a Ubaté, donde logré saltar y eso me emocionó mucho. Sé que cuando vuelvan las competencias no será fácil, pero ya tengo la estrategia para hacerlo, para saltar. Apenas abran las pistas, buscaré la forma de viajar y seguirme preparando”, dijo la deportista.

WhatsApp Image 2020 09 01 At 4.35.57 PM 810x1080, Fundación W Élite

Peñamonte se ha convertido en uno de los escenarios más concurridos por los bicicrosistas del país, debido a las características de la pista y fue allí donde Valentina logró dar literalmente, ese salto de confianza que necesitaba en su carrera deportiva.

“Llegamos desde las 8. Yo creo que me tiré más de cien veces (risas). Llovió, escampó y yo seguía intentándolo, hasta que llegó el momento en el que dije ‘Dios, ayúdame. Necesito saltar esto’. Dejé de pensar y me tiré sin temor a caerme y lo logré. Después me tiré un par de veces. Fue un gran reto y sentí como que se me fueron todas las preocupaciones, como si me hubiese liberado”, concluyó.

Debido a la cuarentena, Valentina no pudo sumar más competencias en el año actual. En el 2020 estaría viviendo su segundo año júnior, donde según contó, espera llegar con más confianza.

WhatsApp Image 2020 09 01 At 4.52.01 PM, Fundación W Élite